.
.

Atajo


Arequipeñismo es todo vocablo, acepción de vocablo, locución, giro o modo de hablar propios de los naturales de Arequipa”. Los habitantes del campo (y muy pocos en la ciudad) han logrado mantener vivas algunas maneras de hablar propias de nuestra tierra. Desafortunadamente la indiferencia de las autoridades, las nuevas generaciones y la parte oscura de la globalización están borrando ésta peculiar forma de expresarse. Imitamos voces de otras partes del mundo (como México, España, Argentina, etc.) y dejamos de lado (por desconocimiento o apatía) lo nuestro.

Los Arequipeñismos relacionados al campo son diversos, y en muchos casos muy antiguos, algunos sobrevivieron a la colonia, y muchos de ellos están en desuso, como "Atajo", ya que la modernidad con sus maquinas a desplazado a las bestias, y también porque ciertos cultivos como es el caso del Trigo han desaparecido de nuestra campiña.

Charqui


Arequipeñismo es todo vocablo, acepción de vocablo, locución, giro o modo de hablar propios de los naturales de Arequipa”. Los habitantes del campo (y muy pocos en la ciudad) han logrado mantener vivas algunas maneras de hablar propias de nuestra tierra. Desafortunadamente la indiferencia de las autoridades, las nuevas generaciones y la parte oscura de la globalización están borrando ésta peculiar forma de expresarse. Imitamos voces de otras partes del mundo (como México, España, Argentina, etc.) y dejamos de lado (por desconocimiento o apatía) lo nuestro.







Charchasuga


Arequipeñismo es todo vocablo, acepción de vocablo, locución, giro o modo de hablar propios de los naturales de Arequipa”. Los habitantes del campo (y muy pocos en la ciudad) han logrado mantener vivas algunas maneras de hablar propias de nuestra tierra. Desafortunadamente la indiferencia de las autoridades, las nuevas generaciones y la parte oscura de la globalización están borrando ésta peculiar forma de expresarse. Imitamos voces de otras partes del mundo (como México, España, Argentina, etc.) y dejamos de lado (por desconocimiento o apatía) lo nuestro.


Entre los muchos arequipeñismos para designar a los animales, en este caso a un insecto, este en especial tiene un origen onomatopéyico, es decir palabras que tienen sonidos que se asemejan a lo que significan.

La otrora abundante campiña arequipeña tuvo presentes estos peculiares insectos, e inclusive sus larvas  fueron consumidas en la época prehispánica, el arequipeñismo para designarla fue Chiches (vea más adelante). De estas se hacia una ocopa especial, la ocopa de chiches.





Chaquena




























Arequipeñismo es todo vocablo, acepción de vocablo, locución, giro o modo de hablar propios de los naturales de Arequipa”. Los habitantes del campo (y muy pocos en la ciudad) han logrado mantener vivas algunas maneras de hablar propias de nuestra tierra. Desafortunadamente la indiferencia de las autoridades, las nuevas generaciones y la parte oscura de la globalización están borrando ésta peculiar forma de expresarse. Imitamos voces de otras partes del mundo (como México, España, Argentina, etc.) y dejamos de lado (por desconocimiento o apatía) lo nuestro.

Los arequipeñismos empleados en la culinaria arequipeña son abundantes, muchos de estos vocablos son inclusive de origen prehispánico, las chaquenas constituyen un ejemplo de esto, ya que han sobrevivido al tiempo, comunmente empleadas para elaborar los platos típicos arequipeños, como por ejemplo el Chaque de tripas, el conejo chactado .

Chaque


Chapín


Chapudo (da)


Chapa


Chance


Chancapapas


Chamba


Chalalac


Chala


Chajualla


Chaislón


Chaguara


Chagua-chagua


Chagllar


Chacchaco


Celebro


Cconcha


Caullir


Cauchir


Cau-Cau


Caucachos


Catata


Casuta


Casquento


Casca


Casa


Caroso(sa)


Cariche


Carga


Carambano


Cara


Capo


Capero


Canuto


Cantarilla


Candelabro


Cancha


Cananar


Canacho


Camuesa


Cambucho


Camayo


Calincha


Calilla


Calancas


Calacunco(a)